La inocencia de las palabras, cuando van dirigidas desde la ausencia de empatía, acaban apagando la luz de las personas

La noche, algo tan bello, frágil y delicado, rechazado por el mundo que habita en su silencio.

Cuando la luz se apaga, se iluminan los ojos del alma y ahí es donde todo comienza a brillar, donde poder mostrar que, en la más absoluta de la oscuridad, también existe la luz. He pasado noches enteras llorando, ocultándome de los monstruos que venían a visitarme, pues en mi olvido, di poder a que el mundo sutil me abriera en canal. Esa niña asustada y perdida, buscaba cobijo sin saber, que ese miedo era la puerta de acceso a todos los que querían ver a través de mi propia luz. Cuántas voces calladas, cuantos gritos derramados entre lágrimas por no saber comprender qué es aquello que sucede a nuestro alrededor. Y es que el mayor de nuestros miedos, siempre será, el que genera nuestra mente para proteger el desconocimiento que tenemos de la magnitud de la existencia. Nunca debes rechazar quién eres, qué ves o qué sientes. En la intuición siempre alberga la sabiduría interna de nuestro corazón, ese que late con amor hacia todo el Ser que debes descubrir. El recorrido a los mundos internos es algo que todo ser humano debe transitar, pero ahora tienes la oportunidad de ser acompañado al viaje que dará coherencia y calma a tus noches de anhelo. No estás sola, no tengas miedo, tan solo debemos abrirnos a recibir aquello que el universo dispone para nosotros. Es la hora de rendirse a nuestras máscaras, la hora de mostrar las alas y ser fiel a tu verdad, aquella que late en tu alma.

Un abrazo de luz. ✨

 

Jessica 💜

·El Lenguaje del Alma·

 

 

Safe Creative #1809050311444

Acceder

¿Olvidaste la contraseña?

¿Crear una cuenta?