La vida es un camino con senderos, cuestas y valles.

Todo tiene su momento para poder transitarte y vas a llegar al mismo punto de partida si no decides ahondar en tu recorrido de vida.

Todos necesitamos hacer un alto en el camino para poder observar donde estamos, contemplar el paisaje que rodea nuestros días, saber que hemos llegado con la mochila cargada y que podemos aliviar el trayecto que nos queda por recorrer. Tomar aliento es necesario para vivir, conocer de donde vienes es primordial para descubrir qué es aquello que ya no necesitas en tu día a día, para poder tomar consciencia del verdadero lugar que deseas habitar en la tierra.

Todo son metáforas para poder descubrir que no había nada correcto ni errado en la vida, tan solo era un tránsito necesario para poder descubrir que el mayor de los regalos ya habita en ti. No ceses de buscarte pues el reencuentro es lo más gratificante que podrás experimentar como un ser humano. Unificando cielo y tierra en un mismo latir, expandiéndose con el brillar de la vida y crecer con cada introspección a tu refugio.

Transitar el sendero de vivir, solo es para los valientes, así que observa si eres de los que disfrutan del viaje o tan solo ansían la meta. Todo es efímero y todo es eterno.
Tú decides en qué quieres vivir, dónde quieres brillar y cómo quieres transitarte. Solo tienes una vida consciente, ¿por qué continúas perdiendo tus días en aquello que desgasta tu energía?

Empieza a amarte, suelta el peso de la mochila y comienza a caminar sintiendo qué eres en realidad.

Os honro, nos amo.

Un abrazo de Luz. ✨

 

Jessica  💜

 

· El lenguaje del alma ·

 

 

 

 

 

 

Acceder

¿Olvidaste la contraseña?

¿Crear una cuenta?