Es el momento de Ser quien siempre has querido ser.

Hace cuanto tiempo que no te miras al espejo observando el paso del tiempo o que te dedicas unos minutos para ti.
Un tiempo sin distracciones. Solo tú, contigo mismo, contigo misma.


Tienes que aprender a vivir sintiendo que cada instante cuenta para Ser quien eres.

Necesitas tiempo para descubrir esta experiencia desde muchos puntos de vista, momentos sin mirar el reloj, sin escuchar el móvil, sin pensar en las obligaciones de la vida, sin estar pendiente del otro, del que dirán y de un sin fin de excusas.

Todos en algún momento de nuestra vida hemos querido parar, decir ¡basta ya!. Situaciones en las que necesitamos reiniciar nuestra vida. Decir un, o paro o el ajetreo de la vida me lleva por delante, porque cuando estamos en la rutina diaria nunca te paras a pensar en ti.

Tu día a día hace que te olvides de lo más importante en tu vida, tu mismo, tu misma.

No te permites tener cinco minutos para saludarte y decirte lo bonito, bonita que eres.

Solo piensas en tareas interminables puestas para tener la obligación de “sentir” el falso peso de la vida.

Y tenemos que sentir que la vida es algo más que levantarse y hacer tareas que ocupen nuestro tiempo, dejando a un lado los juicios y las creencias para confiar en que si tú mismo, tu misma cambias, tu alrededor cambiará contigo.

Un día te despiertas y sabes que eres algo más


Cada instante nos encontramos con obstáculos que inconscientemente se repiten en el tiempo. Esos obstáculos son los que tenemos que aceptar que ocurran para así poder responsabilizarnos de nuestras experiencias. Reconectarnos a nuestro sentir.
Realizando esa toma de consciencia desde el más puro amor sin ningún tipo de juicio.

Porque a quien le gusta vivir con tristezas, con sentimientos negativos, con una cabeza que no paran de entrar pensamientos ajenos, enemistades, obligaciones, carencias... y un sin fin que forman lo que es vivir en un mundo cada vez más alejado de su origen.

Yo estoy empezando a dejar de sentir esa obligación de vivir, para sentir que vivo de verdad, que soy algo maravilloso único y especial y que sino aprovecho esta experiencia nunca podré volver a repetirla. Tendré nuevas vivencias, pero ninguna volverá a ser como aquí y ahora.

En tu presente solo hay una vida. Y esta es la que cuenta.

Vivir el aquí y el ahora es lo que nos hace vibrar con las emociones y sentir el comienzo al despertar de la eternidad, para así hacer consciente que tan sólo es una experiencia en tu existencia.


A este mundo vinimos solos y nos iremos solos.

Algo que por lógico que parezca, no nos paramos a pensar y eso hace que caigamos en el olvido.

Olvidar nuestra propia esencia por el otro, por la familia que tanto nos ata, por una pareja a la que por creencias seguimos amarrados, anclados en falsas amistades disfrazadas de manipulaciones, trabajos por conveniencia para mantener la zona de confort.

Creo que todo eso se tiene que acabar, creo que aún podemos sonreír aunque no siempre veamos el sol y por ello, quiero ayudarte a despertar con una paz interior. Porque para poder avanzar en el día a día, nunca hay que dejar de escucharse a uno mismo para saber que es lo que realmente te hace estar vivo.

Y no sé tú, pero yo ya me he cansado y por eso te invito a que leas más sobre mi y sobre como puedo acompañarte a vivir tu vida como siempre has querido vivir.

Este espacio es creado para poder mostrar mis vivencias,
mi forma de ver la vida, el ver más allá de lo que nuestros ojos pueden ver.